mucosas-prevencion-alergias

La mucosa es el tejido que reviste las paredes internas de los órganos en contacto con el exterior del cuerpo: se encuentra en la boca, faringe, sistema ORL, tubo digestivo, ojos y árbol respiratorio. También en el tracto urológico y en el aparato genital femenino. Es conocida la función protectora de la mucosa, pero no es la única, puesto que también juega otros papeles en los distintos aparatos, por ejemplo, en la absorción e intercambio de sustancias.

En el funcionamiento de la mucosa se refleja cómo se relaciona cada individuo con su entorno. Esto incluye las relaciones interpersonales, o nuestra forma de ver el mundo. La manera en la que percibimos lo que nos rodea, como las imágenes a través de los ojos, las palabras que escuchamos, o el aire que compartimos al respirar y comunicarnos.

Es el primer contacto, la mucosa manifiesta si percibimos la relación como armoniosa, facilitando el intercambio, o si, por el contrario, hay algo sospechoso y hay que activar las alarmas.

La mucosa está formada por una capa de epitelio debajo de la cual hay una capa de tejido conjuntivo laxo conocido como lámina propia. Suelen encontrarse en ella glándulas secretoras de moco, por lo que las mucosas son tejidos suaves y húmedos.

A nivel de las mucosas, existe un íntimo contacto con el medio ambiente y acontece que la mayoría de los agentes infecciosos llegan al cuerpo a través de ellas. Las superficies mucosas, especialmente cuando no están en perfectas condiciones, son vulnerables a la penetración, colonización e invasión por parte de microorganimos.

Si existen carencias en el mantenimiento de las mucosas, las bacterias y toxinas encuentran la vía para acceder al interior de órganos y tejidos. La mucosidad adherida a la superficie constituye una parte esencial de la protección inmunitaria.

Si nuestra forma de relación con lo externo a nosotros no es equilibrada, las mucosas lo manifestarán en su reactividad. Estableciendo límites equilibrados y saludables en nuestras interacciones personales, por ejemplo, también facilitaremos el buen estado de las mucosas. Contemplar el comportamiento, las emociones y pensamientos de la persona es clave a la hora de valorar la salud del individuo. Hay una interrelación constante entre las reacciones del cuerpo y la forma en la que cada individuo percibe lo que le rodea. Y las mucosas son el primer lugar donde esa relación tiene lugar.

VIPULAM Existen estudios que sugieren un papel de las mucosas en el mantenimiento de la respuesta defensiva; células en el epitelio de las vías aéreas pueden presentar directamente antígenos hacia las células B del sistema inmunológico. Juegan un rol en la producción de anticuerpos IgA de las mucosas, esenciales para la defensa de las vías aéreas. IgA, IgM e IgE se encuentran presentes en las secreciones de la nasofaringe. El epitelio de las vías respiratorias produce mediadores inflamatorios para reforzar el papel protector de las mucosas frente a las agresiones. Es por esto esencial que las mucosas se mantengan con la adecuada nutrición para preservar su integridad, hidratación y funcionalidad.

Los integrantes vegetales de VIPULAM (Adhatoda vasica, althaea officinalis, malva sylvestris, nasturtium officinale, pimpinella saxifraga, prunus lauceroausus, pulmonaria officinalis, thymus zygis y zingiber officinalis) ofrecen sinérgicamente una acción antiinflamatoria, antiséptica, fluidificante de las secreciones bronquiales, expectorante y antitusígena. La acción demulcente sobre las mucosas resulta beneficiosa a nivel respiratorio, pero también digestivo y urogenital, de modo que VIPULAM será un remedio a tener en cuenta ante cualquier afección mucosa. La presencia de niacina (vit. B3) aporta unos beneficios adicionales para la integridad y buen estado de las mucosas, así como la incorporación de cobre y selenio, con su potente acción antioxidante y activador del sistema inmune. VIPULAM resulta de ayuda en procesos comportamentales en los que el individuo necesita establecer relaciones equilibradas con todo lo que es ajeno a él, pero con lo siente que esté obligado a relacionarse. Contribuye a mejorar la receptividad, integrar lo que desconoce sin temor o negación. Tener en cuenta otras formas de ver la realidad que no son la propia, haciendo posible un intercambio y un diálogo.

ATESPAG Las mucosas son fundamentales en los procesos de recepción y aceptación de lo que procede del exterior, a nivel respiratorio, digestivo, genital, visual, y el adecuado mantenimiento de las mismas, favorecerá que este proceso de incorporación de aquello que necesitamos se realice de manera suave y fluida. Las mucosas también participan, a través del sistema excretor, en los procesos de eliminación mediante la diuresis, y a través de este sistema, en el mantenimiento del pH y la homeostasis, de modo que requieren un especial cuidado.

ATESPAG favorece el mantenimiento y fluidez de las mucosas a todos los niveles y las funciones de receptividad con ellas relacionadas. Será recomendable en las alteraciones de la secreción y trastornos de la permeabilidad, especialmente a nivel de vías urinarias.

La suma de sus cepas vegetales (betula pendula, cynara scolymus, plantago major, saponaria officinalis, solidago virga aurea), brinda una beneficiosa acción antiinflamatoria y antibacteriana, calma los procesos irritativos y favorece la diuresis, y así mejora los edemas y favorece la eliminación renal de arenillas, regula la permeabilidad capilar y tiene efecto depurativo y detoxicante, regulando al tiempo las mucosas. A nivel respiratorio se han descrito efectos antitusivos, antialérgicos y broncodilatarores, de manera que será recomendable en procesos asmáticos o con espasmos.

ATESPAG está enriquecido con vit B5 y cobre, elementos que contribuyen al mantenimiento de la función mucosa. ATESPAG facilita la relación con aquello que consideramos ajeno a nosotros. Ayuda a que la actitud de contemplación y disfrute de la vida esté presente. Asimilar adecuadamente incluye la eliminación de lo que ya no sirve, una vez realizado el aprendizaje.

BERBARIN La limpieza y depuración del medio interno es llevada a cabo por la función renal, y es necesario para conseguir que esta función se realice adecuadamente, del correcto estado de las mucosas del aparato excretor. En ocasiones puede haber sobrecarga en la eliminación por causas internas o externas o una toma insuficiente de líquidos. Esto favorecerá fenómenos irritativos en las mucosas, infecciones de vías urinarias o presencia de cálculos.

Este producto reúne cepas vegetales (agropyrum repens, baptisia tinctoria, berberis vulgaris, chimaphila umbellata, heraclion pilosella, ononis spinosa, portulaca oleracea, solidago virga aurea), con tropismo por la función renal y las mucosas de las vías urinarias. Brindan una acción beneficiosa ante infecciones o irritaciones del aparato excretor, molestias que acompañan a la micción, acción antimicrobiana, y favorecen la diuresis y por ende la limpieza de las vías urinarias. Tienen también propiedades reparadoras sobre la mucosa, calmantes, antioxidantes y cicatrizantes. Esta acción se refuerza con la presencia de las vitaminas B3 y B9, zinc y cobre que mejorarán las defensas antimicrobianas.

La función renal implica filtrar para separar los residuos y así eliminarlos de una forma adecuada. La toma de decisiones es un proceso similar en el que para ser eficaces debemos separar los pensamientos y emociones eligiendo aquellos que nos aportan una posibilidad de adaptación y resolución.

CARVIFLAT En el organismo, la mucosa más extensa es la intestinal, se estima una superficie de 200-300m2. Es donde se produce la digestión y absorción de los nutrientes, y constituye una primera barrera para agentes patológicos. La superficie mucosa intestinal está cubierta por una capa única de células entre las que se encuentran algunas especializadas en la absorción, también hay células entero-endocrinas cuya función es liberar hormonas al tejido conectivo en respuesta a cambios ambientales.

La luz intestinal está colonizada por la microbiota que realiza una importante acción protectora frente a agentes invasores. Los mecanismos intestinales de defensa necesitan discernir correctamente entre esta microflora simbiótica y los patógenos exógenos. Lo anterior sostiene la importancia de una adecuada nutrición y mantenimiento de la mucosa digestiva.

Reúne plantas medicinales (alchemila vulgaris, carum carvi, filipendula ulmaria, fumaria officinalis, matricaria chamomilla, mentha piperita, pimpinella anisum, synzygium aromaticum), cuya acción sinérgica resulta de utilidad para proteger el tejido mucoso; poseen acción antiinflamatoria, astringente, y reparadora de posibles lesiones a nivel mucoso; mejoran las secreciones digestivas, modula la acidez y con ello la flatulencia y aerofagia, distensión abdominal, retortijones, todos ellos síntomas de una condición inflamatoria de la mucosa. Se incorpora vit. B3 (niacina) con un específico papel protector sobre este tejido, y los minerales calcio y cobre. El calcio participa en el transporte a través de la membrana celular y el cobre reduce el daño celular causado por los radicales libres y resulta de especial importancia para el sistema inmunológico. El intestino es considerado el segundo cerebro y apoyar su buen funcionamiento supone mejora el trabajo del inconsciente desde una perspectiva psicológica. Así como la mucosa intestinal permite una adecuada asimilación de nutrientes, el inconsciente gestiona la asimilación de experiencias traumáticas y miedos ocultos, que, como el trabajo del intestino, se realizan en la oscuridad y en un lugar lleno de residuos de los que nos queremos desprender porque no son nada agradables.

BURSAGIN En el aparato genital femenino se encuentran distintos tipos de mucosa que juegan un importante papel para la correcta funcionalidad del mismo. La que reviste el interior del útero, el endometrio, está sometido a cambios cíclicos dependientes de la actividad ovárica y en la mujer sexualmente madura y no embarazada se elimina cada 28 días aproximadamente, mezclada con sangre, constituyendo el flujo menstrual. Finalizada la menstruación el endometrio se regenera. El cérvix uterino también está revestido de mucosa con gran cantidad de glándulas productoras de moco.

La mucosa vaginal por su parte tiene numerosos pliegues y varía de grosor según la fase del ciclo. La mucosa de la vulva presenta glándulas sebáceas y el epitelio es estratificado lo que confiere más resistencia ante los agentes externos. El adecuado cuidado de las mucosas, por consiguiente, es esencial para que el aparato genital se mantenga saludable.

Incluye plantas medicinales (arctostaphylos uva-ursi, capsella bursa pastori, juniperus comunis, myristica fragans, salvia sclarea), y la acción sinérgica de sus componentes poseen acción suavizante, hidratante y nutritiva para las mucosas. Favorecen la cicatrización, tienen acción antiinflamatoria, antioxidante, antimicótica y antibacteriana. BURSAGIN corrige los molestos síntomas como prurito, escozor o flujo irritante y propicia que los cambios cíclicos, indispensables para la fertilidad, se realicen adecuadamente, en consecuencia, corrige la tendencia a presentar sangrados irregulares. Se añade a BURSAGIN vitamina A, vit. E y selenio, antioxidantes de interés en la regeneración tisular y en la inflamación. El aparato reproductor femenino es receptor y creador. BURSAGIN favorece los mecanismos que nos preparan para crear vida desde una perspectiva biológica y también conecta con la creatividad del individuo.  Activa la inspiración y la materialización de la misma con independencia del sexo. No olvidemos que el hombre también posee una función generadora de espermatozoides. Mejora la actitud receptiva ante la vida.

FRASULEN Los ojos también reciben información del exterior y se encuentran recubiertos por su particular mucosa: la conjuntiva, una membrana casi transparente que recubre la parte blanca del ojo, la esclera, y también los párpados por su cara interior. Protege al globo ocular de agentes irritantes externos e interviene en la formación de la lágrima y en la defensa inmunológica del ojo. La inflamación de esta mucosa, la conjuntivitis, tiene distintas manifestaciones: provoca el ojo rojo, la hinchazón del párpado o el aumento de secreciones como las que forman las legañas.

Las plantas incluidas en FRASULEN (borago officinalis, centaurea cyanus, euphrasia officinalis, hieracium pilosella, matricaria chamomilla, mentha piperita, parietaria officinalis, primula veris) en asociación con la vitamina A, B2, cobre y magnesio, constituyen una óptima combinación para la nutrición y cuidado de la mucosa ocular: tienen una acción reparadora y cicatrizante, estimulan el sistema inmunitario y de ese modo se previenen las infecciones, protegen a la conjuntiva de otros agentes irritantes externos como polución ambiental, cambios de temperatura o intensidad lumínica.

Su acción sinérgica regula la viscosidad de las secreciones y ofrece propiedades antioxidantes, antibacterianas y antifúngicas. Los ojos son una ventana al mundo y reaccionan al modo en que lo percibimos. FRASULEN es un remedio que facilita el paso de lo inconsciente a lo consciente de una forma segura. Detrás de una reacción fisiológica en el ojo, puede esconderse una reacción de defensa ante un estímulo. Y el estímulo puede ser cualquier cosa que es captada por la vista e interpretada por el sistema psíquico. Vuelve a aparecer el concepto de intercambio entre lo interno y lo externo, tan presente en las mucosas.

NAMUSPAG Es un excelente regulador del equilibrio hídrico y, por ello, esencial en el mantenimiento de las mucosas que deben mantenerse adecuadamente lubricadas. Protege frente a procesos irritativos a cualquier nivel, ojo seco, secreciones mucosas irritantes, rinitis alérgica. De utilidad en lagrimeo excesivo, flujo vaginal irregular, catarro nasal o bronquial. Irritación de la mucosa digestiva con digestiones dolorosas o diarrea líquida. Desde una perspectiva psicológica, favorece una integración de las vivencias de una forma equilibrada, que ayuda a encontrar una percepción más abierta y concorde con el entorno.

DERMASPAG Los epitelios y mucosas en contacto con el exterior poseen su propia comunidad microbiana que protege de la invasión por parte de flora patógena. Es esencial el mantenimiento de este equilibrio para prevenir procesos patológicos. El abuso de productos químicos (colutorios, colirios, productos para la higiene), además de agentes contaminantes y una alimentación poco cuidada favorecen la alteración de esta comunidad bacteriana. DERMASPAG contiene Lactobacillus paracasei GMNL-133, Lactobacillus fermentum GM-90 que disminuyen la incidencia de procesos alérgicos a nivel cutáneo mucoso. A esta combinación se añade biotina, de conocida utilidad en el cuidado de piel y mucosas. Mejora la atopia, tiene acción reparadora, favorece la adecuada hidratación y potencia las defensas.