“Por la boca muere el pez”, afirma el refranero, y tiene un cierto sentido, puesto que la cavidad bucal es la puerta de entrada a nuestro organismo no solo de los alimentos, sino de muchas sustancias y microorganismos no siempre inofensivos y que pueden ser fuente de complicaciones.

Se sabe que la boca contiene todo un ecosistema en el que se han identificado múltiples especies de microorganismos saprofitos.

cuidado-y-mantenimiento-oral

Estas poblaciones forman una biopelícula con acción protectora sobre los dientes y encías, pero cuando este microbioma se altera puede haber nefastas consecuencias que, en ocasiones, no se limitan a la cavidad oral, puesto que se permite el paso desde la misma de sustancias indeseables al torrente circulatorio. Este fenómeno se ha asociado a un amplio abanico de enfermedades, entre las que se puede citar patología cardiovascular, diabetes, hipertensión, inflamación crónica o trastornos autoinmunes. Es por ello fundamental el cuidado y mantenimiento del microbioma oral, y citaremos a continuación factores que pueden contribuir a la alteración del mismo.

Algunos alimentos ácidos, el consumo de alcohol o de alimentos azucarados, ciertos medicamentos como los antibióticos, quimioterápicos y el hábito de fumar alteran también la microbiota de la boca.

El cepillo de dientes debe ser utilizado con la correcta técnica y duración del cepillado, pero hay que saber que anida gérmenes ya desde el segundo uso. La saliva, por su parte, puede tener un grado excesivo de acidez, por un reflujo gastroesofágico del que el sujeto no es siquiera consciente. Los colutorios se utilizan con las mejores intenciones, pero pueden favorecer cambios en el pH, así como el bruxismo, dormir con la boca abierta, las ortodoncias y férulas correctoras, y en estos tiempos, también el uso continuo de la mascarilla, que, por los cambios sobre el intercambio de gases, favorece, en la cavidad orofaríngea, un caldo de cultivo propicio para el crecimiento de hongos y bacterias con las negativas consecuencias sobre el ecosistema oral y la globalidad de la fisiología humana.

cuidado-bucal

A su vez, la práctica de sexo oral se ha relacionado con una colonización de hongos y bacterias de la cavidad bucal y una situación inflamatoria que puede favorecer la infección por el virus del papiloma humano. Y, ¿qué decir de las alteraciones emocionales y el estrés?… Sus consecuencias se sufren en todas las funciones fisiológicas, y, naturalmente, el mantenimiento del equilibrio bucal no puede ser una excepción.

Por la importancia que ocupa la boca en el bienestar, en general, y en el correcto funcionamiento del organismo, en particular, la salud bucodental se debe tener en especial consideración en el día a día. Para ello, contamos con la ayuda de probióticos como SPABUCAL de Laboratorios Heliosar.

SPABUCAL son comprimidos masticables con Lactobacillus paracasei ADP-1, que se ha demostrado eficaz en evitar el crecimiento de bacterias cariógenas; contribuye a mantener el normal pH bucal y reduce el crecimiento de flora indeseable, causa de mayor incidencia de caries, inflamación en las encías, aftas o llagas. También tiene acción sobre el mal aliento ocasionado por la alteración del equilibrio microbiano de la microbiota normal.

La utilización de SPABUCAL va dirigida a evitar o restaurar la disbiosis:

  • Ocupando el nicho de los patógenos oportunistas (competición).
  • Favoreciendo un biofilm de bacterias saludables (evitando la adhesión de los patógenos).
  • Produciendo sustancias antimicrobianas para inhibir el crecimiento de los patógenos.
  • Modulando la respuesta inflamatoria por medio de la regulación del pH del medio y favoreciendo el crecimiento de organismos saludables.

spabucal-bienestar-bucal

Por ello, además de tener en cuenta lo anterior, consideramos recomendable la utilización regular de SPABUCAL para mejorar la salud… ¡y no solo de la boca!

Para ver el catálogo completo de PROBIÓTICOS de Laboratorios HELIOSAR, haga click en el siguiente vídeo: