salud-aparato-locomotor

El aparato locomotor se compone de huesos, articulaciones, músculos, ligamentos y tendones, cuya asociación permite al ser humano el movimiento. Su correcto funcionamiento facilita la interacción con el entorno que le rodea, al tiempo que cumple la función de sostén para todos órganos y los protege.Las estructuras musculares, íntimamente ligadas a las estructuras óseas, le otorgan movilidad al sistema esquelético gracias a la capacidad de contracción de sus células.

No obstante, todo movimiento conlleva un riesgo de traumatismos como esguinces, luxaciones, fracturas, y otras patologías. El uso o abuso de las estructuras que constituyen el aparato locomotor las puede debilitar y dificultar su correcto funcionamiento.

A continuación, se describen algunas cepas vegetales que resultan de utilidad para mantener nutridos los tejidos implicados y su funcionalidad y tratar de prevenir su deterioro:

Árnica (Arnica montana): modula los fenómenos inflamatorios y dolorosos. Ampliamente utilizada en traumatismos, esguinces, torceduras, fracturas y contusiones.

Caléndula (Calendula officinalis), por su parte, también modula los procesos inflamatorios osteo-articulares.

Garra del diablo (Harpagophytum procumbens): posee propiedades moduladoras de la inflamación aguda o crónica, propiedades analgésicas y calmantes, vinculadas al aparato locomotor y articulaciones. Útil en procesos que necesitan de rehabilitación muscular y osteo-articular.

Hipérico (Hypericum perforatum): cepa con notables efectos moduladores de la inflamación osteo-articular y acción calmante.

Consuelda (Symphitum officinale): posee reconocidas propiedades cicatrizantes, calmantes y moduladoras de la inflamación.

Todas estas cepas se encuentran en OPOBALSAM CREMA FLUIDA, un producto destinado a nutrir y favorecer el correcto funcionamiento del aparato locomotor mediante su aplicación tópica, en forma de masaje, sobre la zona afectada.

Otras plantas de interés en este campo son las que siguen:

Cola de caballo (Equisetum arvense): propiedades drenantes y remineralizantes. Muy rica en sales de silicio con acción benéfica sobre el tejido conjuntivo, especialmente útil en el mantenimiento del colágeno.

Berro (Nasturtium officinalis): cepa rica en vitaminas y sales minerales, es remineralizante y detoxicante.

Diente de león (Taraxacum Officinalis): cepa depurativa.

Ácido pantoténico: participa en el metabolismo de la vitamina D y neurotransmisores. Ayuda a disminuir el cansancio muscular y la fatiga.

mantenimiento-cuerpo-musculos
salud-huesos-articulaciones

Vitamina D: favorece el metalismo normal del calcio y del fósforo, fundamental en el metabolismo óseo y en la función de los músculos y del sistema nervioso.

Vitamina E: potente antioxidante, reduce el daño tisular asociado a los procesos de envejecimiento.

Vitamina K: con la vitamina D participa en el mantenimiento del hueso en condiciones normales.

Calcio: interviene en las funciones fisiológicas de huesos, músculos y sistema nervioso.

Todos estos componentes se encuentran en PRINFORMAT, siendo este producto de gran utilidad por sus propiedades antioxidantes, remineralizantes, cicatrizantes y moduladoras de los procesos inflamatorios.