En general, todos nosotros estrenamos el año nuevo cargados de buenos propósitos y deseos. Uno de los que no suelen faltar a esa lista es acometer la andadura ligeros de equipaje, sin sobrecargas.

Ahora bien, ¿qué es lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en aquello superfluo de lo que queremos desprendernos? La respuesta inmediata es conocida: los kilos de más, michelines, retención de líquidos, impurezas en la piel

Es sabido que los banquetes y resto de celebraciones navideñas ponen la guinda final a las redondeces acumuladas durante los doce meses pasados, pero en el año que dejamos atrás probablemente encontremos también empachos emocionales, de información mal procesada y de vivencias no siempre nutritivas. Las primeras son quizás las más reconocidas por todos, pero estas últimas son tan nocivas, o incluso más,para nuestro bienestar como las físicas.

Ya sean de un tipo u otro, es saludable la capacidad de digerir y metabolizar alimentos y experiencias, seleccionando el aporte positivo, de crecimiento, y liberarse de todo aquello residual, inútil y, en consecuencia, tóxico.

Con este fin, pensar en BICOLCIN procesum, que favorece la metabolización, es decir, el procesamiento del material ingerido, a fin de que resulte de utilidad para un uso inmediato o como almacenamiento de reserva.

Ayuda a la correcta función hepato-biliar y hace las digestiones más fáciles, sin hinchazón abdominal, espasmos intestinales ni dolor de cabeza, sobre todo después de la toma de alimentos grasos o muy condimentados, o la toma de alcohol.

Esta labor la realiza gracias a la acción sinérgica de las cepas vegetales presentes en su fórmula (Artemisia absinthium, Cichorium intybus, Heracleum sphondylium, Juglans regia, Myristica fragans, Peumus boldus, Sylibum marianum, Zingiber officinalis), con las vitaminas C y B9.

El hierro y zinc, también contenidos en BICOLCIN, refuerzan la labor metabólica del organismo. Todos ellos, ingredientes spagyricamente preparados, lo que previene de saturar al cuerpo de esfuerzos innecesarios y, a la larga, contraproducentes.

El adecuado procesado finaliza necesariamente con la eliminación de lo tóxico o residual, entendiendo como tal aquello que no resulta nutritivo y que no tiene razón de ser en nuestros tejidos ni en nosotros mismos.

La eliminación de toxinas debe ser continua y completa, pues el acúmulo de las mismas puede comprometer la salud.

Los órganos y funciones encargados de la expulsión pueden ver sobrepasada su capacidad por distintos motivos, y precisar de un refuerzo.

Los componentes y principios activos de los ingredientes de DEPURABIUM hacen de éste un remedio potente y adecuado para realizar esta función. Las cepas vegetales del remedio (Agropyrum repens, Angelica archangelica, Apium graveolens, Berberis vulgaris, Capsicum annum, Chimaphila umbellata, Cinnamomum verum, Cnicus benedictus, Lycopodium clavatum, Marrubium vulgare, Ononis spinosa, Parietaria officinalis, Prunus spinosa, Salvia sclarea), gracias a su particular elaboración, refuerzan los fisiológicos mecanismos de eliminación.

Además de ofrecer una acción antioxidante y detoxicante, evitan la estasis circulatoria, la formación de edemas y constituyen un excelente alcalinizante metabólico.

Ayudan a mantener unos normales valores de glucemia, colesterol y triglicéridos plasmáticos, siendo por ello beneficiosos para la salud cardiovascular. El sistema inmunológico también se refuerza por las propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antibiológicas y fungicidas de los distintos principios activos.

Los minerales presentes en DEPURABIUM, selenio y zinc, refuerzan la acción antiinflamatoria y antioxidante, retardando el envejecimiento; mejoran la salud cardiovascular y el sistema inmunológico encargado de la auto preservación.

Resulta lógico que esta ayuda extra al organismo sea especialmente necesaria tras los esfuerzos de estas recientes fiestas. Sin embargo, a lo largo del año, nuestros ritmos forzados y los compromisos del día a día nos ponen frente a numerosos retos de metabolización.

Resulta lógico que esta ayuda extra al organismo sea especialmente necesaria tras los esfuerzos de estas recientes fiestas.

Sin embargo, a lo largo del año, nuestros ritmos forzados y los compromisos del día a día nos ponen frente a numerosos retos de metabolización.

Muchos de ellos serán ineludibles, pero, tanto como esté de nuestra mano, sería recomendable evitarlos, ya sea buscando alternativas, cambiando pautas de vida por unas más saludables o acudiendo a profesionales, o mitigarlos.

BICOLCIN y DEPURABIUM son dos productos naturales de venta en farmacia que pone Laboratorios Heliosar a nuestro alcance para reforzar nuestro sistema metabolizador y detoxificador sin sobrecargar con procesos innecesarios.

¡Desde Laboratorios HELIOSAR, te deseamos un feliz año 2021 lleno de salud!