Pautas de vida saludables para reforzar tus defensas

¿Te sientes constantemente agotado? ¿Encadenas un resfriado tras otro? ¿Sequedad de piel y mucosas? ¿Sufres Infecciones recurrentes, como cándida, herpes, infecciones en vías urinarias o en órganos sexuales?

Si percibes estos síntomas, u otros más inespecíficos como pérdida de cabello, sensación de frío o malestar gástrico, es posible que tu sistema inmunológico se encuentre debilitado. Popularmente conocemos estos síntomas como “tener las defensas bajas”. El cuerpo suele emitir señales, a las cuales debes estar atento y adoptar medidas que ayuden a fortalecer tu sistema inmune.

¿Cómo mantener NATURALMENTE el sistema inmunológico fuerte?

Mantener un estilo de vida saludable es una de las mejores estrategias para conservar el sistema natural de defensa del organismo fuerte y eficiente. Para que estos hábitos ofrezcan el efecto deseado, es necesario mantenerlos día a día, no sólo en esos momentos en los que se encuentra uno débil, se sufre algún tipo de infección y, en definitiva, se percibe señales de que el sistema inmune se encuentra debilitado. No debemos olvidar que en la perseverancia reside el éxito.

El sistema inmunitario es la defensa natural del cuerpo ante virus, bacterias o cualquier otro factor que considere una amenaza para la salud. Se compone de diversos órganos, tejidos y células, que se encuentran distribuidos por todo el cuerpo, pudiendo actuar en cualquier parte donde sea necesaria su función. Si trabaja correctamente, permite una adecuada discriminación entre lo que es beneficioso o potencialmente nocivo para el organismo. Resulta, por tanto, de vital importancia mantener este sistema sano e intentar reforzarlo.

Conservar un estado óptimo del sistema inmunológico no solo ayuda a prevenir infecciones, también procura una mayor calidad de vida y bienestar. Cuidar del sistema inmune constituye un verdadero seguro de salud. Pero, nuestras pautas de vida, no siempre saludables, pueden provocar que los mecanismos inmunitarios del organismo sufran deficiencias que alteren su correcto funcionamiento. Algunas de nuestras costumbres pueden comprometer el buen funcionamiento del sistema inmune: malos hábitos de alimentación, estrés mantenido en el tiempo, falta de descanso, tabaquismo, contaminación ambiental o una mala gestión emocional.

Cuidar y reforzar tu sistema inmunológico es la mejor manera de prevenir daños en el organismo. Con el objetivo de que sus conocimientos y experiencia te ayuden a vivir con un estilo de vida más saludable, hemos solicitado la colaboración de la doctora Mercedes López Jiménez, Doctora en Medicina y Cirugía, especializada en Medicina Familiar y Comunitaria:

ENTREVISTA a la Dra. Mercedes López Jiménez

 

  • ¿Cómo podemos ayudar y/o potenciar los mecanismos naturales de depuración? ¿Durante cuánto tiempo debemos mantener un proceso de detoxificación?

Sabemos que es necesaria la eliminación del “residuo”, de aquello que el cuerpo no reconoce como un nutriente para sí mismo y que considera una toxina. Esta función será más eficaz y potente cuanto más sano esté nuestro organismo. Con el paso de los años vamos envejeciendo, y con este proceso, de forma natural, los órganos encargados de esta depuración (hígado, tubo digestivo, riñones…), pierden potencia funcional, conllevando a una mayor carga toxínica. Esto también podemos observarlo a cualquier edad, si hay una gran sobrecarga de contaminantes a nivel ambiental, medicamentoso o alimenticio, que vaya sobrecargando y agotando la funcionalidad de los órganos naturales de eliminación y depuración.

Lejos de forzar contraproducentemente a estos mecanismos de eliminación, que ya nos muestran un cierto nivel de agotamiento, debemos conocer cómo nutrirlos y aportar la energía necesaria para ayudar y potenciar a la recuperación de su funcionalidad debilitada o perdida, facilitando una depuración y un drenaje integral del organismo, necesario para el mantenimiento y recuperación de la salud.

Este proceso es suficiente mantenerlo, de forma general, entre 3 ó 4 semanas. No obstante, en procesos en los que consideremos que hay una gran carga toxínica y en muchas alteraciones metabólicas, no hay ningún inconveniente en recomendarlos durante varios meses.

  • La acumulación de toxinas en nuestro organismo es responsable de patologías más o menos severas. ¿Cuáles destacaría?

La célula, con la acumulación de toxinas, ve alterada su función, su propia estructura, y, a larga, su vida.

Una sobrecarga de toxinas afecta, no solo a la salud física, sino también a la salud mental, pudiendo aparecer cuadros de estrés, ansiedad y fatiga crónica.

Todo esto, a nivel físico, conlleva a la aparición de numerosas patologías de tipo crónico y degenerativo, como artritis, artrosis, psoriasis… Además, debemos tener en cuenta que, cuando estamos ante una alteración metabólica, como diabetes, hígado graso, síndrome metabólico, alteraciones del metabolismo lipídico, obesidad y sobrepeso, celulitis, edemas…, nos encontramos ante un fallo en la eliminación de toxinas, el cual redundará en un mayor acúmulo de éstas y, a su vez, consecuentemente, en una perpetuación del proceso.

  • ¿Es suficiente hacer una dieta depurativa cuando el organismo está muy sobrecargado de toxinas? ¿Consideras adecuado el uso de complementos alimenticios para estimular a los órganos encargados de eliminar estas toxinas?

Hacer una dieta depurativa favorecerá la eliminación natural de residuos, por lo que el organismo mejorará su tono general al no encontrase en una situación de sobreesfuerzo para eliminar esa carga toxínica. No obstante, debemos comprender que no será suficiente para recuperar el daño celular y, de esta forma, la funcionalidad de los órganos de eliminación.

Considero que es imprescindible el uso de complementos alimenticios naturales, libres de residuos y de carga tóxica, que sean capaces de llegar no solo al espacio extracelular, sino hasta el propio interior de la célula. La riqueza y variedad de sus componentes (saponinas, aceites esenciales, flavonoides, taninos, alcaloides, vitaminas, minerales…) va a procurar una nutrición y fortalecimiento de los emuntorios naturales de eliminación de residuos.

Solo de esta forma se puede conseguir una depuración integral, necesaria para el correcto funcionamiento del organismo.

  • ¿Existen estaciones especialmente recomendadas para realizar un proceso de desintoxicación del organismo? ¿Por qué?

La forma de vida actual, hace que en determinadas épocas del año estemos sometidos socialmente a sobrecargas alimenticias, como en Navidad, periodos vacacionales y de viajes o el verano.

También en los cambios estacionales el organismo tiene que adaptarse a otros ritmos, que, de no conseguirlo eficazmente, pueden provocar una mayor acumulación de toxinas.

  • El cansancio y la astenia, constituyen síntomas de un organismo intoxicado. ¿Cómo afecta a nuestra vitalidad la acumulación de toxinas?

Cuando se van acumulando toxinas, estas van pasando progresivamente al interior de la célula, dañando las estructuras internas de ésta, especialmente a las mitocondrias (encargadas de la síntesis energética), alterando su función. A menor energía, menor vitalidad y, por tanto, mayor carga toxínica. Todo ello va a ir alterando la propia membrana celular, lo cual es la causa de su muerte finalmente. Esto conlleva que el organismo vea mermada su energía y vitalidad progresivamente.

Tras un drenaje, siempre vamos a sentir como una mayor ligereza, como si nos liberásemos de una pesada carga, de un lastre que dificultaba nuestra actividad cotidiana y que, de continuar, puede ocasionar cuadros de fatiga crónica.

  • El acúmulo de toxinas es uno de los factores principales por los que suele aparecer la celulitis. Explícanos el proceso.

La celulitis es un proceso de tipo crónico, que va a afectar a la mayoría de las mujeres a lo largo de su vida.

Es de origen multifactorial, porque cualquier alteración que produzca acumulación de toxinas, sean circulatorias, hormonales, emocionales, estrés, sedentarismo, alimenticias, tóxicas, metabólicas, intestinales…, va a favorecer su aparición.

Este acúmulo de residuos va a dar paso a una fibrosis por acumulación de fibrina y mucopolisacáridos, comprometiendo los vasos y las terminaciones nerviosas y dificultando aún más la salida y eliminación de estos residuos. Este proceso finalmente da lugar a una lipoesclerosis, con aumento de los adipocitos hipodérmicos y, por tanto, de la síntesis lipídica y de los triglicéridos, formando nódulos de grasa cada vez mayores y llegando a una celulitis inflamatoria dolorosa.

Es muy recomendable hacer un drenaje durante 3-4 meses y, para evitar la tendencia a ella, efectuarlo durante 1 mes, mínimo 2-3 veces al año.

  • ¿Llevar a cabo una depuración interior puede ayudar a la pérdida de peso? Numerosas personas sufren de retención de líquidos. ¿Cuáles son las causas y qué beneficiosos pueden encontrar en el drenaje?

Hemos dicho que el drenaje favorece un incremento de energía en todo el organismo y, en especial, en los órganos encargados de la eliminación de toxinas, favoreciendo un correcto metabolismo. De este modo, se potencia la funcionalidad natural del hígado y la lipolisis, y, gracias a ello, se mantiene un peso adecuado, siendo muy recomendable su uso acompañando a dietas para la obesidad y sobrepeso.

Muchos de los casos de sobrepeso se producen por un exceso de retención de líquidos, debido generalmente a procesos hormonales, circulatorios o metabólicos.

El drenaje es de gran utilidad en todos ellos, puesto que favorece la microcirculación arterial y venosa, y mejora la circulación de retorno, a la vez que la circulación linfática. Produce igualmente un aumento de la función metabólica, modulando y disminuyendo la inflamación y la recuperación del aspecto cutáneo.

 

HÁBITOS A INTEGRAR para un mantenimiento saludable del sistema inmunológico

Mantener un estilo de vida saludable es el conjunto de una serie de hábitos y rutinas que Mercedes López detalla a continuación. Intégralos en tu día a día para reforzar tus defensas y lograr que trabajen a pleno rendimiento para evitar los problemas que derivan de su debilidad.

PROMOVER
Aprender a gestionar el estrés
Ingesta de agua adecuada
Alimentación saludable
Ayunos controlados
Correcto descanso
Ejercicio moderado y regular
Gestión de emociones
Salud emocional: detectar y resolver bloqueos
EVITAR
Alto nivel de estrés o estrés mantenido
Dietas inadecuadas
Comida rápida
Sedentarismo
Obesidad
Hábitos tóxicos: tabaco y alcohol  

Dra. Mercedes López Jiménez, doctora en medicina y cirugía, especialista en medicina familiar y comunitaria. Mail: drmlopezjimenez@gmail.com

Además de seguir los anteriores consejos, puedes incluir en tu dieta complementos alimenticios que contribuyen a la protección y el mantenimiento saludable de tu sistema inmunológico.

ALEXIFAR Producto desarrollado para nutrir y regular la reactividad integral del organismo. Sus siete componentes metálicos (Calcio, Cobre, Cromo, Hierro, Magnesio, Selenio y Zinc) orientan su acción hacia el reequilibrio funcional del individuo, propiciando un reajuste físico, energético y cognitivo sobre las distintas áreas funcionales. Igualmente, proporcionan un aporte de energía destinado a favorecer la recuperación del equilibrio y tono necesario a los órganos y tejidos implicados en estas áreas, potenciando el organismo de forma general.

La especie vegetal que contiene, Drosera rotundifolia, ha sido tradicionalmente empleada en función del amplio campo de acción que poseen sus componentes activos. Sus usos más frecuentes estaban dirigidos hacia la regulación del sistema inmune, nutrición de las mucosas, modulación de procesos inflamatorios de cualquier etiología, etc.

prinadap

PRINADAP Es un complemento formulado para fortalecer y modular los mecanismos de adaptación del individuo. Contiene una selección de vitaminas (Biotina, vitaminas B2, B3, B6, B12 y E) que presentan marcada acción sobre el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la función psicológica, a la par que nutren las defensas naturales del organismo (vitaminas B6 y B12) y contribuyen al mantenimiento del metabolismo energético apropiado.

Contiene cromo, cuya acción sobre la síntesis y metabolismo de los ácidos grasos, resulta de gran importancia para un adecuado sustento de la función cerebral, y una colección de especies vegetales empleadas tradicionalmente en estados de nerviosismo y ansiedad.

REGESPAG El Selenio que contiene este producto contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico y al mantenimiento de una correcta función tiroidea, la cual está directamente vinculada a los ritmos de respuesta reactiva del organismo.

Conjuntamente, integra una serie de plantas que han sido empleadas tradicionalmente en trastornos de la alimentación y del sueño.